fbpx

Porque las búsquedas laborales son difíciles, compartimos estos consejos para aplicar a un trabajo. Casi todos apuntan a una misma cosa: dedicarle tiempo a la búsqueda. Es casi como si el mejor de los consejos para aplicar a un trabajo fuera: buscar trabajo es un trabajo. No llames a la agencia o empresa en la que querés trabajar. En cambio, escribí a las tres o cuatro que más te interesan —y adjuntá tu curriculum vitae. Asegurate de tipear vos mismo tu carta de aplicación, y de que te lleve mucho trabajo. Asegurate también de seguir estos cinco consejos, que aparecen en el maravilloso libro de Roman y Raphaelson, Writing that Works:

 

1. Escribí correctamente todos los nombres

Muchas veces, la gente se postula a empresas o agencias —y no escribe bien sus nombres. ¿Qué tipo de impresión puede dar una carta así?

 

2. Identificá el trabajo para el que estás aplicando

Hay que identificarlo de entrada, ser claro y directo. Decir qué te llevó hasta ese trabajo (alguna publicidad, algún post, la recomendación de un amigo: lo que sea). Una carta de aplicación para un puesto de investigación de mercado empezaba de modo misterioso: “Estimado Sr. Pérez: La primavera ha llegado —un tiempo propicio para pensar en plantar semillas. Algunas semillas son pequeñas, como las de las manzanas. Otras son más grandes. Las del coco, por ejemplo. Pero pequeña o grande, una semilla no puede crecer si no se ubica en tierra fértil”. El aplicante se hubiera beneficiado de empezar de la siguiente manera: “Estimado Sr. Pérez: Entiendo que están buscando personal para cubrir el puesto de investigador de mercado.”

 

3. Sé específico

Una vez que identificaste el trabajo para el que estás aplicando, hablá de tus habilidades específicas y destacadas. Evitar abstracciones narcisistas del tipo: “Soy una persona ambiciosa y que aspira a la excelencia constante, y esa una de mis mayores cualidades”.

 

4. Sé directo y natural

Como sos un ser humano hablándole a otro ser humano, tu carta debería sonar de esa manera. Tu carta debería ser formal y cortés, pero no impersonal y agarrotada. Si lográs hacer sonar cada frase como si la estuvieras diciendo, entonces tu carta va a lograr apartarse del montón. Claro que no tenés que hacer resplandecer tu personalidad. No lo harías en la entrevista, ¿por qué hacerlo en una carta?

 

5. Proponé el siguiente término

Cerrá tu carta con una proposición acerca de cómo continuar el contacto para llegar a una entrevista. Evitá este tipo de frases: “Espero oír pronto de usted”. “Gracias por su tiempo y consideración”. “Espero con ansias la oportunidad de discutir mi candidatura personalmente”. Este tipo de frases hacen que el empleador tenga que trabajar pensando en cuándo ubicarte en su agenda. ¿Por qué hacer que él trabaje en pos de interés? Hacé el trabajo vos mismo: “Lo llamaré el próximo miércoles a la tarde para ver si podría acercarme a la agencia y tener una entrevista”. “Estoy libre todas las mañanas hasta las 8.45, y los martes después de las 14.00. Lo llamaré a su oficina el miércoles para saber si le gustaría que pase en alguno de esos momentos.”

Consejos para aplicar a un trabajo: dos yapas y una reflexión

Voy a agregar dos consejos para aplicar a un trabajo que leí en alguna parte —y que sigo desde hace meses. La primera: cuando escribo a una agencia, llamo antes para preguntar el nombre de la persona encargada de Recursos Humanos. De este modo, dirijo mi carta a una persona concreta y no a un anónimo, agregando una cuota de humanidad al contacto. La segunda es investigar bien el trabajo de la empresa o agencia, conocer sus clientes, estar familiarizado con su portfolio. Una vez charlé con una encargada de Recursos Humanos de Sancor, y me contó que cierta gente llegaba a su empresa confundiéndola con otra. “Conozco la empresa porque mi tío trabajó asegurando vehículos”. Claro, pero Sancor —la empresa de seguros, no es la misma que Sancor —la empresa láctea. De enviar automáticamente una copia de nuestro résumé en alguna plataforma a seguir estos consejos hay unas dos horas de diferencia. Sin embargo, esa diferencia de tiempo va a hacer la diferencia de tu candidatura.

En nuestra era digital es importante la presencia en las redes, por lo cual podés empezar a editar tu perfil en LinkedIn. El extracto del perfil de LinkedIn es una parte esencial. Otra práctica esencial para hacer durante las búsquedas laborales es, por supuesto, el networking.